La Junta de Andalucía ha declarado hoy Monumento la Iglesia de Santa María en Torredonjimeno PDF Imprimir E-mail
Provincia
REDACCIÓN   
Martes, 19 de Octubre de 2010 19:55
El templo, construido en el siglo XVI por la Orden de Calatrava y ampliado en el XVIII, conjuga los estilos arquitectónicos gótico y barroco tardío y se levanta en centro de la localidad tosiriana.

El Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Monumento, la Iglesia de Santa María en Torredonjimeno (Jaén). Este templo, construido por la Orden de Calatrava durante el primer cuarto del siglo XVI y ampliado en el XVIII, conjuga los estilos arquitectónicos gótico y barroco tardío.

La iglesia se levanta en el centro del núcleo urbano y ocupa parte del solar de la antigua fortaleza islámica, cuyos materiales se reutilizaron para su construcción. El edificio, que destaca por su volumen y por la verticalidad de la torre, tuvo originariamente traza gótica de planta basilical con tres naves, cabecera plana y torre-campanario adosada a la fachada principal. Los añadidos del siglo XVIII se centraron en la construcción de una nueva nave con la capilla y el camarín de la Virgen de los Dolores.

La nave central, de mayor altura que las laterales, consta de tres tramos separados por arcos de medio punto rebajados y está cubierta por bóvedas de nervadura gótica estrellada. A sus pies se levanta un gran arco de medio punto que sustenta la torre. El presbiterio elevado sobre graderío alberga el retablo mayor, obra de estilo barroco que ofrece en su nicho central la talla de Santa María rodeada por cinco relieves en los que se representan escenas de la vida de Cristo.

Estructura

Las dos naves laterales, comunicadas con la central a través de arcos apuntados, presentan cubierta de tracería gótica sencilla, mientras que la cuarta, añadida en el siglo XVIII, se cubre con vigas de madera y tarima. En el tramo de cabecera de la nave de la Epístola, se sitúa la Capilla del Sagrario, con planta rectangular, bóveda de cañón con lunetos e intensa decoración de frescos que imitan la labor de repujado.

Exteriormente, el templo ofrece un volumen escalonado debido a las diferentes al-turas de las naves, los contrafuertes de las fachadas y la presencia de la torre-campanario. La fachada principal, a los pies del templo, destaca del conjunto por el cuerpo de la torre adosada al muro y por la portada, compuesta de un arco conopial abocinado con arquivoltas y columnas con capiteles de hojarascas.

En la fachada norte se abre la portada del siglo XVIII, formada por un arco de me-dio punto enmarcado por pilastras, mientras que en la lateral, obra de 1529, se ubica la puerta procedente del antiguo palacio de Villalta o Casa de la Torre, con un arco enmarcado por pilastras toscanas.

Para la preservación del monumento, el decreto de inscripción en el Catálogo del Patrimonio Histórico establece un entorno de protección que afecta a inmuebles y espacios públicos y privados de las plazas de Santa María y de los Dolores y de las calles Postiguillo, Santa María, Navas, Carrera Alta, Carrera de los Dolores y Travesía Ejido.

Última actualización el Martes, 19 de Octubre de 2010 20:09
 


MULTIMEDIA noticiasdejaen.es